Funciones del catador de aceites

En la constante búsqueda de la calidad o excelencia dentro de los productos centrados en el aceite de oliva, han hecho que mientras más pasen los años la figura del catador resulte algo imprescindible, los mejores aceites que se producen actualmente es el aceite de España, es por ello que los españoles gozan de una gran selección de aceites en excelentes condiciones de calidad, esto no solo se debe a sus fructífera tierra capaz de proveerlos de aceitunas ideales para la producción de aceites, sino porque durante estos años se han especializado cada vez más en todas las estrategias necesarias para crear aceites de gran calidad.

Para entrar en la carrera de catador de aceite o enólogo, no se necesita de una condición física, monetaria o etaria definida, cualquier persona que lo desee puede convertirse un catador profesional, pero el éxito está garantizado si tienes desarrollado con mayor precisión el sentido del gusto o el olfato, si no es así no es de preocuparse, pues puede ser logrado con mucha práctica y amor a tu trabajo, lo crucial para ser un excelente catador es que te agrade el aceite de oliva y lo conozcas a la perfección. Actualmente no se cuenta con una academia especial para catadores de aceite, pero si se pueden ver clases en algunos cursos de cómo catar, dentro de los cuales te enseñan a distinguir aromas además de otras cualidades, pero para eso se necesita de mucha práctica.

Muchos dirían que no existen restricciones o dificultad en el trabajo de un catador, pues las nociones básicas del aceite son sencillas, destacando los aromas verdes y afrutados que marcan la diferencia entre un aceite de calidad o no, pero lamentablemente no existen personas dispuestas a enseñar cuales son los fallos y como puedes detectarlos, tal es el caso de algunos contaminantes como la tierra, moho y agua estancada.

Las funciones del catador son numerosas, estas van a ser ejecutadas de acuerdo a los diferentes tipos de catadores, existe aquel que continúa el proceso desde el principio, el que se encuentra presente desde la recolección de la aceituna, aquel que observa el proceso de elaboración dentro de la sala de máquinas, entre otros, pero un catador de excelente calidad tiene que tener todos los complementos para servir a la perfección, tiene las mismas funciones que un enólogo pero solamente con aceite de oliva, pues todos los análisis en el proceso de preparación que van desde que está la aceituna en el árbol hasta que llega a alcance del cliente, es el trabajo ejercido por el oleólogo.

Para un catador de aceite de oliva experimentado influye hasta el método de recolección, sin importar si es con ayuda de una máquina o completamente a mano, lo que interesa es que el fruto no sufra daños capaces de afectar la calidad del aceite al final de la producción, por ello las productoras se deben asegurar de tener los equipos pertinentes que aseguren la conservación del producto hasta el final del proceso.

Deja un comentario